Bienvenidos a República Gada

Bienvenidos a República Gada es un proyecto personal de Lord Félix nacido en el año 2008-2009 durante los días en que trabajaba de guardia de seguridad y para matar el aburrimiento dibujaba en el trabajo. Se trata de una historia que intenta hacer burla de ciertos clichés de varios mangas y anime que caen en la misma situación una y otra vez, pero al mismo tiempo intentar crear un ambiente propio. En éste blog se subiran desde bocetos hasta anécdotas de como el proyecto fue tomando forma hasta la culminación del libro a salir en noviembre.

martes, 3 de julio de 2012

Diario de Estrella, mes de septiembre: Carrera Virtual

Bueno. como falta mucho para poder terminar el capítulo 17 de República Gada, vamos a hacer uso de una especia de Filler Chapter. No cuenta nada en particular, salvo una tarde de Estrella. Es un cuentito y punto. No tiene ninguna finalidad siquiera dentro de la historia salvo la de, con suerte, entretenerlos. También debo decir que no soy para nada bueno narrando con palabras... Por algo hago historietas. Justamente, no tengo disciplina de escritor. Aún así, espero que les guste. Voy a dejar una votación para saber si seguir con esta actividad. Los personajes pueden ir variando quizás...

Estrella: -"Yo quiero a Felipe Massa..."
Ananké: -"¡No seas así! Yo lo elegí primero..."


Un día de mierda. Así puedo decribir el panorama al mirar hacia afuera por la ventana. Caen bidones de punta y se estrellan contra el suelo inundando el ya bastante resbaladizo asfalto. Es Sábado y por lo tanto no tuve un partido de Hockey al que asistir por culpa del clima. Así que después de pasar la noche del viernes y la mañana del presente día en la casa de Sol, como ya es mi costumbre, regresé a casa. Curiosamente la casa estaba vacía y encontré una nota de la Tía donde me dijo que fue con mi madre a pasear. Bien, mantener lejos a mamá es bueno; todavía no me acostumbro a ella. Ananké debe estar durmiendo todavía con Minobio en su habitación. Habrán tenido otra guerra en la cama. Y gracias a ellos, que se pueden ver sólo los viernes y hacer sus cosas gritando a los 4 vientos, es que termino durmiendo en la casa de mi querida amiga. El Profe los sábados juega al fútbol y concentra el día previo, por lo que el único que me recibió con ansiedad es el perro. Parece que nadie le dió de comer anoche, así que procedí con la misión de alimentarlo. Él agradeció con su movimiento de cola mientras tragaba la comida.

- Acá tenés Perrito.
- Gracia' loco, no sabés la lija que tenía.

Mientras el canino comía feliz, fuí hacia mi habitación sintiéndome algo rara. No entiendo por qué pero cada vez que voy a la casa de Sol a dormir, quedo completamente renovada. Es cómodo y reconfortante dormir con ella. Pero no me explico como es que siempre termino desnuda. Eso todavía me hace preguntar qué tan inquieta soy para dormir. Sinceramente no me doy cuenta. Pero durmiendo con el profe eso no me pasa. Dudas por todos lados. Al entrar en mi habitación, prendí la tele y enchufé la consola. Me siento en el suelo y cuando miro detrás mío en busca del puf, veo una estructura bastante interesante. Es el volante de mi consola, La Estación de Poder 2,  pero ahora en una estructura con caños y butacas que lo hacen estar fijos. El profe debió haberlo hecho para poder usarlo sin la necesidad que se mueva para todos lados cuando se quiere doblar. Sin dudarlo un segundo, corrí el aparatejo frente a la tele y lo enchufé donde corresponde. Enciendo el video juego y me siento en la butaca. Llego perfecto a los pedales. Claro que la opción inmediata para probarlo era nada menos que el F1 2006. Juego que pruebo con mucha alegría ya que el volante ahora es más agradable de usar. Antes lo tenía que tener con las piernas abiertas y se me veía todo. O al menos eso me decía el profe...

Sin darme cuenta las horas pasaron y la luz natural comenzó a mermar. Lo que no mermaba era la lluvia. En eso escucho puertas que se abren, se cierran y mucho movimiento en el resto de la casa. Al bajar, me encuentro a Ananké que está vestida como si hubiera ido a algún lugar. Le pregunto.

- ¿A dónde fuiste que estás mojada?
- Estuve con mi novio hasta recién. Almorzamos en su casa. Riquísimos fideos hechos a mano. ¡La madre es una genia! No sabés lo rico que cocina. Te perdiste una suegra de primer niv...
- Te pregunté a donde fuiste, lo demás es información que no me incumbe. Además vos me la cagaste a la suegra, así que callate.
- No es mi culpa si vos te dormiste abajo del agua en conquis...
- ¡EISHHH! ¿Cuando Estrella habla la hermana mayor que hace?
- Se calla...
- Entonces ¿Qué hacés hablando?
- Perdón, no se me va a volver a escapar... ¿Pero no debería ser al revés?
- ¿Querés un brazo roto?
- No, gracias.
- Ya me parecía.

Es bueno que Ananké haya entendido su posición en esta casa. Después del incidente de la computadora muchas cosas cambiaron, y aunque su estrategia de amagar en volver a Italia me hizo decirle que la quería, eso no significa que no deba haber una jerarquía en el hogar. Yo llegué primero... ustedes entenderán.

Volví a la habitación con un termo lleno de agua caliente para unos matecitos. Lástima la falta de bizcochitos de grasa, pero está muy feo como para ir a comprar y no sé donde esconde la plata la tía como para darme ese vicio. Por otro lado, me gasté la plata del mes que me dan por portarme bien en un solo día con 4 tomos de mi manga favorito. Si, están caros porque no hay ninguna editorial como la gente acá que traiga buenas cosas, así que hay que esperar a los importados de España para poder tener algo medianamente decente.

Entre carrera y carrera, me tomaba un par de mates, también mientras el juego cargaba. Me sentía más confiada a la hora de tomar las curvas. Y sobre todo, tenía la sensación de estar manejando un coche de carreras en serio... claro, sin la fuerza G tironénadome de todos lados. En eso, golpean la puerta. Ananké, otra no podía ser.

- ¡Pasá!
- Permiso. Estoy aburrida y quería al menos estar con alguien.
- ¿Y para qué tenés novio además de para coger?
- Cuando tengas un novio que te dure más de una semana vas a saber la respuesta.
- ¡Te mato vaca!
- Bueno, bueno, no te enojes. Quería estar con vos y punto. ¿Contenta?
- No, Andá a mirar la tele.
- Se cortó Directivi.
- Ah, cierto, esa mierda no anda cuando llueve. No sé para qué lo puso la tía...
- Bien que te alegraste de poder ver las carrera de Fórmula 1 en Hache Dé.
- Cierto... bueno, está por empezar otra carrera. Quedate calladita que me desoncentrás sinó.

La carrera en San Marino empieza y también las interrupciones...

- Mmmmm... No están los Minardi... La F1 no es lo mismo sin ellos...
- Callate.
- ¿Es con largada automática?
- Callate.
- ¿Siempre jugás con cámara adentro?
- Callate.
- Que bonito quedó el armatoste que hizo el profe...
- Callate.
- ...Ayer lo estuvo probando.
- Callate.
- Qué raro usando un Toyota vos... ¿Es Ralf Schumacher?

Accidente de Ralf Schumacher... bueno, mío.

- ¡TE PODES CALLAR TARADA! ¡ME HICISTE PERDER!
- Si ibas mal, no perdiste demasiado...
- Andate.
- ¡No, no, no!
- ¡Si, te vas! ¡Viniste a joderme, tan tranquila que estaba!
- No, dame otra oportunidad... quiero compartir algo con vos. Nunca hacemos nada juntas.
- ¿Cómo que no? hacemos renegar a la tía todos los días.
- ¡Quiero jugar!
- No
- ¡Quiero jugar!
- No
- ¡Quiero jugar!
- No
- ¡Quiero jugar!

Su insistencia fue tal que al final temrinó obteniendo lo que quería... Pero el problema es que Ananké es una vergüenza jugando juegos. No sabe jugar siquiera al Tetris. Es más... No sabe jugar siquiera a las Damas o La Casita Robada... Por lo que iba a ser un evento sumamente aburrido... en términos de competencia, claro. Pero si era para mantenerla callada y yo poder seguir usando el volante no habría problema. Aunque eso de la pantalla dividida lo que hace es que se pierda mucho gráfico. Demasiados polígonos dando vueltas intentando simular velocidad. Eso es lo que no me gusta de los juegos en tiempo real. Pero el problema no empezó con la carrea en sí, sinó a la hora de seleccionar pilotos. Sin que yo me avive, ella eligió rápidamente a Felipe Massa... que es con quien mayoritariamente juego. Se lo reclamé ofreciéndole nada menos que a Michael Schumacher. No sé cuales son los conocimientos sobre automovilismo de mi hermana, pero por cultura general se debería saber que es el mejor de la historia... Sin embargo ella no se inmutó ante nada, aún ante la amenaza de no dejarla jugar. Sin embargo dos palabras fueron suficientes como para rendirme y usar otro piloto...

- ¿Tenés miedo? -Me dijo-

Palabras suficientes como para hacerme elegir no solo otro piloto, sinó otro equipo directamente. Y considerando que ella seguramente en su impericia con los juegos perdería con mayor facilidad elegí un equipo de medio pelo. Me quedé con el Norteamericano Scott Speed, que de rápido no tenía nada... Y el Toro Rosso con motor V10 limitado tampoco lo ayudó.

- Bueno, Entonces juego con lo que una vez fue un Minardi. -le retruqué.

Cuando el juego terminó de cargar la pista, que fue Monza, cerca de donde yo nací, editamos la grilla de largada poniénome yo última y a Ananké primera. Curiosamente ella estaba confiada. Pero no le presté atención. Hasta me sugirió que ella largaría anteúltima si me hacía sentir mejor... pero me negué. La carrera se largó y en el pique superé a 10 coches en la recta que llega a la primera curva muy cerrada. Ese bug del juego donde a veces se respetan de mas los rivales me hizo avanzar posiciones... Pero después de eso, no pude más que quedarme en el puesto 12... ahora solo era cuestión de que mi hermana se despiste y yo la pase sin problemas. Justamente, veo a una Ferrari que está cruzada en la pista. Pensé que era ella, pero no, al ver arriba, la persona sentada a mi lado y que simplemente jugaba con un Joystick, mientras que yo lo hacía con volante y pedalera, seguía primera y sacaba buena ventaja. Algo no cuadraba en todo ésto. Más sabiendo que ella y los juegos no son algo que entren en la misma ecuación. O mejor dicho, hay un solo número y muchas incógnitas que despejar. Pero ahora no podía prestar atención a eso, debía concentrarme en mantenerme en la pista y defenderme de los ataques de los pilotos que manejaba la tristemente célebre (des)inteligencia artificial del F1 2006.

La carrera era a 11 vueltas... Y les juro que nunca estuve tan nerviosa como en ese momento. Quizás me confié demasiado, porque van 4 vueltas y Ananké me lleva 11 posiciones y ya 25 segundos irrecuperables. Estuve transpirando frío. Estaba empezando a pensar en las excusas para dar en una imaginaria conferencia de prensa después de subestimar a una rival que no parecía ser tomada en cuenta... pero que ahora me está pasando el trapo. Peor todavía, en el intento por defender mi posición, el forro de atrás me lleva puesto. Pierdo mi alerón trasero, abandono por accidente. Ananké gana por defecto. Me cago en Cristian Klien. Por eso lo rajaron a la mierda ese año. ¡Por muerto!

- ¿Puedo preguntarte algo Ananké?
- ¿Qué es?
- Vos... ¿Cuándo aprendiste a jugar un juego tan complejo como éste?
- En casa con nuestro hermano. Febo juega mucho también a esto y lo usa de entrenamiento... y en los ratos libres jugábamos juntos... Y como lo extraño también quería recordar viejos tiempos y compartir nuevas memorias con vos.
- Ya veo... Sos buena. ¡Al fin tengo una rival a mi nivel! ¡Ni el profe me puede ganar en los juegos de carrera, así que ahora tengo con quien batallar!
- ¡Qué bueno hermanita! ¡Juguemos otra!

Las cosas no se iban a quedar así, y viendo que mi hermana demostró tener una extraña habilidad para correr en simuladores de carrera la revancha no tardó en llegar, aunque la que pidió otra partida fue ella. Ahora toca carrera en Magny-Cours... Circuito que se me dá perfecto. Ella repite nuevamente con Felipe Massa aún pese a mis quejas. Quisiera usar a Michael Schumacher, pero no me caería bien perder aún con él... ¡NO ME CAERÍA BIEN PERDER ANTE MI HERMANA! No me lo puedo permitir. Ya había usado anteriormente a los invencibles Renault de ese 2006 -Hasta que les quitaron el Mass Dumper y se volvieron más inestables que un avioncito de papel- y me apetecía correr con Fernando Alonso, piloto que aún en Ferrari no me agradaría jamás. Tengo mis motivos... Ahora las dos largamos en primera fila para no tener que perder el tiempo entre los rezagados. Primera largaba yo gracias al piedra-papel-tijera que lo decidió. Era un buen comienzo y la lucha sería directa... Pero ya en 3 curvas me vi superada. Me dejó el auto puesto y no me pude defender. Sinó yo podía terminar arriba de la tribuna. Después de eso, no tardó en escaparse en pocos minutos. Luego la tenía a la vista, pero solo podía verla correr impecablemente. ¡Que envidia la puta que la parió! ¡Que bien que juega.! El resultado finalmente fue su victoria. Al menos me quedó el triste consuelo de saber que en el mundo virtual, Felipe es mejor que Fernando... Snif.

El patrón se repitió varias veces y temrinó mi día con una frustración enorme. ¿Cómo puede ser que esta mina que apenas sabe usar una calculadora de mano pueda jugar tan bien? Su explicación de que juega con mi hermano me resulta algo demasiado vaga. ¿Además para que querría Febo entrenar con un simulador de una consola hogareña? Pero lo que más miedo me dió es que según Ananké, Venus es mejor que ella y nunca le pudo ganar.

Siendo de noche, mi Tía y mi mamá volvieron después de hacer compras varias. La hora de la cena llegó y todos juntos comimos con la ausencia del profe, ya que el viaje a Córdoba le iba a tomar al menos hasta mañana. Sin embargo recuerdo no haber probado bocado y según mi mamá tenía cara de idiota, ya que me encontraba mirando a un punto fijo tratando de procesar la amarga tarde. Ananké explicó el panorama y yo todavía no caía de lo que pasó. Mi madre al escuchar eso dijo algo bien jodido:

- ¿Así de mal corre? No merece llevar el apellido de las mujeres Ferrari.
- ¿Pueden dejar de verduguearla por favor? Gracias -Dijo mi tía-

Sin embargo el daño estaba hecho. Me levanté de la mesa y fui a mi habitación como si me hubiera ido al descenso... Ah, si, ya me fui al descenso con Atlanta el día que me partieron la cabeza de un tonfazo. Me recosté en la cama y cerré los ojos esperando dormir. Era hora de pasar la página, mañana podrían haber más carreras. Seguía lloviendo y con el sonido de las gotas pegando en el techo encontré el sueño.

1 comentario:

Marcos Lobato dijo...

Hola! Que buena historia y con el agregado del F1. Yo soy fan de tu pagina y ensima de la F1 pero de Mclaren jaja me gustaria saber como contactarme con vos para charlar. Soy de Santa Fe capital y estudio diseño grafico, fanático de la F1 y del juego F1 challenge 99-02 con todas las temporadas desde 1978 hasta 2008, siempre practico y trato de superarme día a día. Un abrazo y segui adelante muy buenos tus capitulos y a esperar el siguiente!. mi mail es twistermarcos250@hotmail.com. mi face Marcos Lobato